viernes, junio 10, 2005

¡Inicialista!

El otro día estaba en el trabajo y estaba aburrido. Entré en un foro (zinmaderos) y me acordé de algo que ponía. Cuando alguien escribe un hilo nuevo, en el foro aparece "Inicialista". Entonces escribí una cosilla... ale.


¿Inicialista? ¿Qué pollas es un Inicialista? Vamos, lo vi hace tiempo y me quedé pensando. No sabía que significaría.

Así que tracé mi plan.

Durante todo este tiempo he estado buscando la posible conectividad que existía entre el nombre que aparecía en "Inicialista" y el hilo que se estaba escribiendo. Pensé que podría tratarse de algo aleatorio, que dependiendo del número de letras del título del hilo y calculado mediante un extraño algoritmo a descubrir, nos daría un número de usuario que aparecería como "Inicialista". Tras las primeras tres semanas abandoné esa idea.

Obviamente el concepto "Inicialista" debía referirse al primer mensaje, puesto que el nombre que allí aparecía no variaba con el tiempo ni con los mensajes posteriores (eso me costó mi cuarta semana de investigación rigurosa apuntando los "Inicialista" cada día y de cada hilo).

Pensé que tal vez podría tratarse de la misma idea primigenia pero asociada al número de letras del texto del hilo. Así me pasé cerca de un mes contando letras... hasta que descubrí que copiando el mensaje entero al word, podía calcular facilmente el número de letras (es sencillo, le subo el número de fuente y las letras son más grandes. Luego las voy borrando y vas super follao y no te equivocas). Eso ahorró mis esfuerzos, pero después de mes y medio vi que no había conexión entre "Inicialista" y "número de letras".

Vaya, ¿tal vez el algoritmo pudiera ser muy chungo? Entonces fui a hablar con mi amigo Juan. Juan es un tio muy majete que conocí en el cole.. Es un poco friki, sí, pero a estas alturas eso ya no sorprende a nadie... pero recuerdo que cuando eramos pequeños construyó un sistema para escribir en clave que utilizaban los alemanes... eran dos circulitos con el abecedario, que les dabas vueltas... va. El caso es que luego aprendimos a escribir con runas (verídico) y era mucho más rápido. El caso es que el tio es un máquina y le pedí orientación.

Mi amigo Juan, por su lado, probó miles de combinaciones posibles comprobando la hora en la que se escribía el mensaje (vió, habilmente, que cuando aparecía un nombre de "Inicialista", este solía aparecer seguidamente en otros nuevos hilos).

Finalmente me di por vencido, y fue cuando desaparecí durante un tiempo hace no mucho... La incertidumbre rondaba mi cabeza y era incapaz de centrar la atención en nada. ¿Qué hacer? El Zinmaderos no era capaz de vencer a un intelecto tan elevado. Fue entonces cuando, angustiado, me fui de vacaciones...

Llegué, agarré a un amigo (que por simplificar diré que se llamaba como yo), y nos fuimos a las montañas al norte de Mierdadeciudad. La noche llegaba y buscamos refugio... y fue entonces cuando descubrimos varias cosas:

a) no teniamos papel. Vaya putada -le dije a mi amigo- ponte a vaciar un cigarro, ¿no?.

b) no teniamos luz. Qué coño voy a vaciar si no se donde está el tabaco -contestó mi amigo- no veo nada. Espera que voy a comprar unas velas o lo que sea.

c) no teniamos dinero. Pero picha, ¿cómo vas a ir a comprar si nos hemos ido super pelaos?.

d) no teniamos nada para beber. Joder -decía mi amigo- si teniamos que haber comprado vino y se nos ha olvidado (entonces le recordé también el punto c).

Con éstas, nos subimos al coche y bajamos al siguiente pueblo (en el que estabamos no había na de na). Allí nos dijeron que teniamos que bajar a la temida costa... Bien, sabiamos que había tres caminos, el corto, el largo y el malo. Decididos a ser unos buenos ciudadanos nos dejamos aconsejar por la DGT o MOPU o quien sea el cabrón que pone los cartelitos de las indicaciones en carretera. Menudo hijo de puta. Ponía bien claro "por aquí" un cartel oficial, con todas sus letras... Pues nada, ni cortos ni perezosos seguimos el cartel y nos metimos en una carretera que parecía Sarajevo... joder, vaya agujeros.

Después de sortear miles de precipicios y de tener que ir cuesta arriba en primera porque si no el coche no tiraba y de tener que estar parados como 15 minutos rodeados de ovejas (no sabía que hubiese animales en el norte de Mierdadeciudad) llegamos a nuestro destino. Sacamos dinero comodamente de un cajero y dijimos: tenemos hambre.

No me quiero enrrollar mucho, porque tampoco era el objetivo. Simplemente nos costó mucho llegar a un bar donde nos pusieran algo de papeo. Entramos y observamos algo extraño en el ambiente. Como estabamos un poco cansados no nos dimos cuenta y nos sentamos... pero algo notamos. Agarramos la carta y fue cuando la sensación de sentirte "fuera" se hizo más fuerte.

Joder -dijo mi amigo- ¿qué mierda de carta es esta?

No se... a ver -contesté yo a la vez que agarraba la carta- Anda, que gracia. Si está en inglés.

Gracias pollas -sentenció mi amigo a la vez que giraba una y otra vez la carta por ambos lados y direcciones intentando encontrar la carta en spanish y mirando en otras mesas por si hubiese alguna como dios manda-.

A los pocos segundos se nos acercó un joven rubio con pinta extraña... nos quedamos mirándole en plan "a ver qué pasa ahora" (algo tenía que pasar). Y efectivamente, nos soltó una parrafada en Inglés. Podriamos haberla entendido se haber estado preparados, pero joder, ¡estabamos aun cerca de Mierdadeciudad! ¿Habriamos rebasado una nueva dimensión a través del apasionante viaje que nos obligaron a hacer?

Al ver nuestras caras de sorpresa él mismo se sorprendió más aun puesto que no hablaba ni papa de español (por dios, dónde se ha visto eso). Para colmo, la comida que ponian era inglesa... y ya sabreis todos lo buena y deliciosa que es la comida de ese pais. En fin, poco a poco nos dimos cuenta de que todos los de alli dentro eran guiris y que, de nuevo, los raros eramos nosotros. Salimos de allí trás comernos unas pieles de patatas (Sí, sí, pieles. Para que luego digan que del cerdo se aprovecha todo), conseguimos como pudimos un papel de unos fumetas de un parque y nos largamos echando leches. Claro, fuimos tan listos de volver por donde habiamos venido (despues de dar un par de vueltas pq nos perdimos en el pueblico)... la vuelta sí que fue espectacular, pero volvimos.



Eso ocurrió no hace mucho tiempo, pero no le di mayor importancia. Espein is diferen, dicen.

Luego, hace una semana, decidí irme a tomar unas vacaciones. Estaba cansado, necesitaba salir fuera. Iremos a una isla española, les dije a mis amigos. Después de conseguir un vuelo, buscamos una casa... tras muchas vueltas terminé delante de una empresa que alquilaba por internet unas casas muy lindas y baratas. Ale, les mandé miles de mensajes por el sistema que tenian pero no me contestaban, así que ni corto ni perezoso dije, pues les voy a llamar por teléfono. Así que marqué el número, esperé y de pronto escuché una voz al otro lado que me soltó una parrafada indescifrable pero que obviamente no era lenguaje de estas tierras...

¡Dios! -dije-.

¿esquiusmi? -oí por el auricular-.

My god -repetí, esta vez intentando adecuarme al idioma del otro lado

¿¿emm??

No os voy a copiar aquí la conversación, el caso es que hablamos y nos conocimos mejor y al final me dijo que mira, que le mandase un email que mejor eso que hablar por teléfono.

¿A qué viene todo este rollo? -os preguntareis- bueno. Resulta que hace nada estaba haciendo cuentas en mi cabeza y leyendo lo del famoso "Inicialista" cuando recordé que alguien me dijo que este foro estaba hecho por un sueco cocainómano. Y entonces dije, ¡ahí va la hostia!. ¡Qué los guiris no saben hablar Español! ¡No es "Inicialista" es "Iniciador"! Manda huevos... ocho meses aquí para que al final sea una gilipollez como ésta.

3 comentarios:

Ciendedos dijo...

me parece muy fuerte, conseguiste en 8 meses lo que otros no han conseguido en 2 años, inicialista = iniciador, dios!! mensajes cifrados, enfin....

El Irlandes dijo...

Es curioso como el ser humano tiende a complicar las cosas sencillas...
Aunque en este caso, lo de ser humano, esta por demostrar.

Neikos dijo...

Es sueco y cocainómano... no se si humano, pero tampoco vamos a ponernos muy finos con el tema...