lunes, marzo 26, 2007

De vuelta a casa

Llevo ya unos pocos de días con gente preguntándome por el blog. Oye, y tu blog. Pues ahí anda, bien colgado. Ya, y no actualizas. Eso parece. Pues ponte de una vez no seas perro.

Conversaciones como ésta las he tenido a miles. Vaya, si me diesen un euro como pretendía Trillo por cada pregunta repetida, me habría abierto ya una cuenta en Suiza. Esto me pasaba cuando tenía el blog bien actualizado, con su historia más o menos semanal, tirando de situaciones por las que había pasado hasta llegar más o menos a lo que somos. En fin, el tiempo fue pasando, “mis labores” necesitaban que me centrase y me dejase de cuentos y de repente me encontré que no es que no me apeteciese, sino que no estaba animado como para escribir. Y al día siguiente tampoco.

Vaya, el otro día me contaron una historia sobre un Ser del que habían tenido noticia. Una noticia de estas buenas, buenas al más puro estilo LCN (La Casita de Neikos: ahora, al parecer, para poder entrar en el grupete supermajo de la web 2.0 ésa, tienes que tener unas buenas siglas para todo). La historia no solo era buena, sino que había además documento gráfico con la que reforzar su autenticidad. Hoy, después de comer, estábamos amorrados al café de sobremesa cuando ha salido el tema.

- Oye, esa historia, qué buena, dámela y la pongo en el blog. No, no, escríbela tú. Venga hombre, mucho insistís en que escriba pero no colaboráis nada.

Vaya, y así ad infinitum con lo de que si tu blog ya, ahí anda bien colgado, y no actualizas, eso parece, eres un perro, etcétera. Total que le dije que aunque no actualizaba, me constaba que había gente que seguía entrando, como cuando me avisaron para que fuese a la romería del meñique .

De hecho –decía yo- durante bastante tiempo, si buscabas Neikos en el google salía mi blog como primera entrada.

Claro hombre –contestaba el otro- ¿qué va a salir si no?

- Pues no te creas, que me consta que neikos es una empresa italiana de algo y luego hay otro tío que se llama igual y que es de Sevilla.

- Anda ya.

- Que sí, y lo mejor, antes había un tío con este nombre que era webmaster de páginas porno y me confundieron con él.

Eso ocurrió hace como unos ocho años, cuando yo era un jovenzuelo que habitaba -ojo al verbo- por mierdadeciudad. Eran los tiempos dorados de mi vida friki, de los tiempos del primer Cuervo y todos esos rollos que no os he contado nunca aquí porque todo el mundo tiene derecho a una cara B. A tener una serie de de secretos, de hechos inconfesables e incluso una espada láser de plástico en el maletero de su coche. Por si me quedo tirado en la carretera, oiga, para hacer señales al más puro estilo Men in green.

Pero vaya, eso... es otra historia


2 comentarios:

JFGALAN dijo...

Eres de esas personas con las que sin haber hecho ningún viaje extraordinario (o todos), sin haber tenido una cotidianidad de bar, ni compartido petas zetas, sin ser confidentes aferrimos, ni grandes cómplices...consigue estar ahí, y que parezca que no pase el tiempo, retomamos conversaciones pausadas hace meses. Sin juzgar, sin esperar.
Me encanta.
Visítanos, Valencia.

rotulator dijo...

bienvenido a esta morada satánica que es la world wide web. esperamos ansiosos tus entradas sobre seres o entes...